Síguenos en...
¿Qué estás buscando?

Cila, al fin feliz.

Cila, al fin feliz.

Así apareció Cila: atada a la puerta de la protectora con una cuerda tan corta q apenas podía sentarse, sucia, asustada y en los huesos. Estuvo realmente malita al principio, y le costó recuperar los kilos que le faltaban, pero como una campeona logró salir adelante.

 

No sabemos quién es capaz de hacer algo así, de tener un animal en estas condiciones y llegar a abandonarlo, porque atarlo, aunque sea en la puerta de una protectora, es abandono.

 

Pero como hoy hablamos de un final feliz, nos quedamos con la cara amable de la historia, con lo que realmente merece la pena: las personas que decidieron adoptar a Cila y ayudarle a conocer la felicidad de formar parte de una familia que la quiere.

 

Cila (ahora llamada Ara) vive con su compañero perruno, Tofu, con el que poco a poco va congeniando. A veces las palabras sobran, viendo las fotos no hay mucho más que decir....

 

Millones de gracias familia! Gracias por pensar en adoptar  :)

 

     

 

Publicado
el 30-04-2018
compartelo...
síguenos en facebook
últimos tweets